Skip to main content

Los vecinos además acusan pocas certezas e incertidumbre, porque la empresa encargada de la ejecución del proyecto dejará inconclusa las faenas a fines de mayo por el término del contrato.  

Cochrane.- En el marco del trabajo en terreno que realizó en Cochrane, el diputado Miguel Ángel Calisto se reunió con vecinos del sector acceso norte de la localidad, quienes le plantearon una serie de inconvenientes que han tenido debido a las obras de pavimentación del camino, lo que a juicio de los propios afectados, ha mermado su calidad de vida.  

Se trata de la obra Mejoramiento Ruta 7 cuesta Traro Cochrane, la que lleva aproximadamente tres años de ejecución. Los vecinos acusan que la empresa que está a cargo de la obra, Conpax, dejará sus labores en mayo de este año, y que no tienen certeza si se continuará con los trabajos. 

Según el diputado Calisto, “lamentablemente, las obras que se están realizando generan una serie de inconvenientes que terminan por afectar la vida cotidiana, ya sea en los accesos, o generando problemas con el agua potable y la luz eléctrica. Hay diversas situaciones que están afectando a los cerca de 80 vecinos del sector. Nosotros hemos querido poner estos antecedentes ante el Ministerio, por lo que enviamos un oficio por este tema y nos reunimos con el director de Vialidad”.

“No es posible que habiendo recursos públicos comprometidos acá, haya tanta negligencia en la forma cómo se están ejecutando. Hay desniveles, como también problemas de acceso por el bandejón lineal, el que no permite que las familias que viven al otro lado de la carretera puedan devolverse a Cochrane, por lo que deben dar la vuelta cerca de cinco kilómetros más allá”, señaló. 

Calisto agregó que “hay un problema de diseño. Esto ocurre cuando los proyectos se hacen desde el escritorio, y no entendiendo la participación ciudadana que es tan importante para este tipo de iniciativas. Esto es parte de la Carretera Austral, por lo que las cosas deben hacerse bien. Esperamos que el gobierno reaccione rápido, tomando en cuentas que las obras van a quedar abandonadas, porque la empresa ya avisó que no continuará”. 

Según Natalia Petersen, vecina del sector y Secretaria del Comité de Adelanto Entrada Norte, “estamos tremendamente preocupados y con la incertidumbre sobre qué va a pasar con nosotros el día 26 de mayo, cuando la empresa que está trabajando se retire por término de contrato y nosotros quedemos nuevamente en pampa como quedamos el año pasado durante seis meses de no ejecución de obra”. 

“Para nosotros lo más importante como vecinas y vecinos es que acá se apersone el seremi del MOP y nos diga los pasos concretos y cuales son las soluciones que vamos a tener, porque esta obra no aguanta tres años más en estas condiciones a medias en las que quedó”, indicó.  

La vecina señaló que “además, se trata de una obra que venía a beneficiarnos y a mejorar nuestra calidad de vida, pero lamentablemente ha sido todo lo contrario. Esto lo peleamos durante muchos años, cuando éramos la única provincia en Chile sin ningún metro cuadrado pavimentado de su carretera principal. Vemos con mucha pena esta realidad. El llamado es a las autoridades de Obras Públicas a que vengan y vean la dimensión grave que tiene este problema”. 

Finalmente, Raúl Uribe, Presidente del Comité, aseguró que “tenemos el problema de los servicios básicos que son las conexiones a agua potable. La red de alcantarillado ya quedó bajo pavimento, lo que imposibilitará a los vecinos conectarse. Tenemos problemas con los medidores de luz y de agua. Lo que más nos preocupa es qué va a pasar con nosotros el día 26 de mayo, porque ya sabemos de forma oficial que se acaba el contrato del MOP con la empresa contratista”.