Gestiones del diputado Calisto y dirigentas dan resultado y Gobierno se abre al pago de un 40% por alumno a tutoras familiares

Coyhaique.-Consciente del perjuicio económico que significó la suspensión de clases paras las familias que participan del programa de residencias familiares de la Junaeb, desde hace algún tiempo el diputado Miguel Ángel Calisto venía solicitando que desde el Ministerio de Educación se considerara esta situación, gestiones que estarían dando resultado ya que el Gobierno estaría considerando el pago del 40% por alumno, independiente que estos no se encuentren actualmente en las casas de las familias tutoras.

Recordemos que las tutoras del programa de residencia familiar reciben a los niños que viven en las distintas localidades rurales del país y que tienen que trasladarse a las ciudades más grandes para terminar la enseñanza escolar. Actualmente hay cerca de 250 tutoras familiares en la región. 

Según el diputado Calisto, “las tutoras de residencias familiares cumplen una labor fundamental en nuestra región. Ellas tenían un ingreso prácticamente garantizado, pero producto de la pandemia no han recibido ingresos, porque no han venido los jóvenes a los centros más poblados, como Coyhaique, Cochrane y Puerto Aysén debido a la suspensión de las clases presenciales”.

Calisto agregó que “esto afectó directamente a las tutoras, porque muchas veces tenían a dos o tres niños y eso les generaba un ingreso estable. Lo que hemos logrado es garantizar a través de gestiones con el Ministerio de Educación y Junaeb, un pago mínimo por alumno de 80 mil pesos. En el caso de los alumnos que vengan se mantendrá el pago de 200 mil pesos por niño mensual”.

“Nosotros tuvimos una reunión con la dirigente de las tutoras y también con la directora de Junaeb, donde confirmamos los resultados de nuestras gestiones. Lo que se está demorando es el trámite en el Ministerio de Hacienda, lo que es bastante normal por el tema administrativo. Quiero transmitir la tranquilidad a las tutoras, porque ya es algo concreto y que ya lo escuchamos por parte de la misma directora de Junaeb”.

Por su parte, Jessica Saavedra, Presidenta de las tutoras de la Región de Aysén, “lo complejo es que algunos jóvenes no estaban viniendo a estudiar producto de la pandemia porque se suspendieron las clases, por lo que no estábamos recibiendo ningún pago. Por eso hemos estado en contacto con la directora de Junaeb y el diputado Calisto”.

Ante la posibilidad del pago de 80 mil pesos por niño, la dirigente señaló que “para nosotros es una buena noticia que nos cancelen el 40% de los que recibimos por alumno, porque hasta ahora no hemos recibido nada. Las tutoras nos preparamos para recibir a los jóvenes, se compran camas, se arreglan las piezas y se compra leña, entre otras cosas, hay una inversión”.

Finalmente, la dirigenta se refirió al trabajo del legislador, asegurando que “valoramos el trabajo que ha hecho el diputado Calisto. Él ha estado desde un principio, porque además el conoce la problemática de la región al haber sido director de Junaeb. De primera instancia mi interés era que él nos apoyara en las gestiones”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *